Los niños gigantes de Buenavista

Hace un tiempo comenzaron a aparecer en diferentes paredes olvidadas, de Buenavista primero y de otros barrios de Playa después, unos murales enormes con rostros infantiles. La gente enseguida se mostró interesada y pronto comenzaron a preguntarse, en plan Tras la Huella, dónde se pueden ver más de esos retratos, quiénes son esos niños, quién los pinta…

Niña
Bodega Coloso 70 y 19, Playa, Ciudad de la Habana Foto: IHTrujillo

Resulta que el autor es un hijo adoptivo de Buenavista. Se llama Maisel López Valdés, estudió en la Academia San Alejandro y desde el 2015 ha estado convirtiendo el barrio en un fenómeno cultural del que se ha hablado ¡hasta en Rusia!

Artista pintando niña
Calle 70 y 25, Playa, Ciudad de la Habana Foto: Maisel López Valdés

Este joven artista se dio a la tarea de seleccionar paredes deterioradas de establecimientos y de algunas casas del barrio y convertirlas en lienzos. Así nació un proyecto comunitario con un nombre muy bien puesto: Colosos.

El artista y su obra
Foto: Maisel López Valdés

En este proyecto los niños del barrio son los protagonistas. Maisel confiesa que representa a los pequeños como gigantes, precisamente para recordar a quienes vean su obra la importancia de los niños para la sociedad y la necesidad de tenerlos siempre en cuenta. Como él mismo afirma, esos rostros que vemos hoy en la bodega o en la pared de una casa particular, son los rostros del futuro, los cubanos del mañana.

Niño portal de bodega
Bodega calle 60 y 25, Playa, Ciudad de la Habana Foto: IHTrujillo

Algo más que perseguía Maisel era acercar el arte y devolver un poco de belleza a la comunidad y lo ha logrado con creces, porque Buenavista ha recibido con mucha alegría este proyecto. Los viejitos se han mostrado súper entusiastas y son los que siempre dedican un buen tiempo a contemplarlos. Todo el mundo comenta sobre los murales, lo mismo en la cola del pan, que en la parada del P4, que apretujados en un almendrón. Pero lo más interesante y sorprendente es cómo la gente en algunos lugares ha llegado hasta a limpiar basureros y embellecer, (dentro de sus posibilidades, claro está), el espacio que sirve de marco a los retratos.

Niño en 31
Edificio 60 y 31, Playa, Ciudad de la Habana Foto: IHTrujillo

Ahora mismo en 31 y 60 se encuentra un Coloso prácticamente terminado. Así que si va en el P5 o en la 34 o en la 9 fantasma, podrá ver la obra más reciente de Maisel, quien no pierde las esperanzas de llevar sus murales más allá de los límites de Playa.

Bodega calle 70 y 25 Playa
Bodega calle 70 y 25, Playa, Ciudad de la Habana Foto: IHTrujillo

Bueno, no lo piensen más. Si desean ver con sus propios ojos más de esos niños gigantes, dense un saltico hasta Buenavista, y si están muuuuuuuy lejos, entonces dense un saltico por los Colosos de Maisel en Facebook y comprobará lo que leyó en TodoCubaOnline.

Autor: IHTrujillo