ONEL LÁZARO: EL “CRACK” CUBANO DEL FUTBOL EUROPEO

0
302

Un cubano está marcando la diferencia en Europa, y no con la música, sino con el deporte, específicamente con el futbol….

Su nombre es Onel Lázaro Hernández de solo 25 años y nunca ha jugado con la selección cubana. Según él “el problema es que no tengo contacto con nadie de la Federación, no sé cómo puedo hacer ese enlace, pero si me llaman, voy pa Cuba a jugar con la selección”.

Onel fue jugador Internacional sub-18 con Alemania, y ahora de exportar su talento a Inglaterra. En invierno dejó el Eintracht Braunschweig para fichar por el Norwich a cambio de 2,5 millones de euros y el pasado fin de semana se convirtió en el primer cubano en marcar en el Championship (Segunda inglesa).

Lo hizo, además, con un doblete exprés en los últimos siete minutos de partido para sellar el 2-2 de los ‘canaries’ ante el Birmingham City en el 94′. Onel se convertía, además, en el primer jugador del Norwich que marcaba dos goles que no fueran a balón parado en un mismo partido desde que Daniel Farke llegara al banquillo en mayo de 2017.

Este extremo derecho resultó toda una ventaja para el Eintracht Braunschweig. Le compró por 150.000 euros procedente del filial del Wolfsburgo en 2016, le vendió por 2,5 millones y dejó seis goles y siete asistencias en los 54 partidos que disputó. “Cuando llegó sabíamos de su potencial, pero Onel ha superado con creces todas nuestras expectativas”, llegó a asegurar el director deportivo Marc Arnold.

SU VIDA

Onel llegó a Alemania con solo 6 años junto a su madre y su hermana con seis años. “Mi padre es alemán y mi mamá es cubana”.Su padrastro, de hecho, jugó un rol clave en su carrera, lo apoyó en esto del fútbol y con eso cambió su vida

con 14 años, ingresó en la cantera del Arminia Bielefeld -debutó en Segunda con 17 años- antes de poner rumbo a los filiales de Werder Bremen y Wolfsburgo.

Sin embargo, El habilidoso extremo del Norwich -el regate es su mejor recurso- no olvida, sin embargo, de donde viene. “Yo me siento cubano, soy cubano de corazón. Es cierto que en Alemania se está muy bien, pero mi familia es cubana y hago todo lo posible por ayudarla. Mi corazón es cubano y cuando voy a Cuba, yo vibro con la gente y siento que mi sangre es cubana. Si jugaran Alemania y Cuba, yo animaría a Cuba, sin duda”, insistía en ‘DW’.