Las décadas de enemistad entre Cuba y EE.UU se estrellan contra el tirón de la serie “Juego de Tronos”, con legiones de fanáticos en la isla, que sin embargo se quejan de que la televisión estatal cubana censura las numerosas escenas sexuales y “mutila” la producción de la cadena HBO.

A pesar de emitirla en la medianoche, mucho después del horario estelar -20.00 a 22.00 horas-, el principal canal en el país caribeño, Cubavisión, ha editado sin disimulo los capítulos de la serie para eliminar el contenido subido de tono pero ha dejado intactas las partes más violentas