El condón en Cuba no sólo es para sexo…

0
814
Cuba
Tomada de La Cuarta

El condón o preservativo deviene uno de los medios anticonceptivos más empleados en todo el orbe, previene diversas enfermedades como el VIH/Sida y sus usos en Cuba suelen ser un tanto “diferentes” a los que el resto del mundo acostumbra.

Y es que los cubanos en su afán de innovar y emplear todo lo que a su juicio les sea funcional para resolver alguna dificultad, han hecho del preservativo un medio efectivo en este sentido.

Generalmente asociamos esta tecnología solamente al sexo, salud, protección, embarazo, pero un criollo puede enumerarnos otros usos como por ejemplo en la construcción y el transporte.

Tras la crisis de los años 90, la Isla se vio envuelta en un invierno económico que dura hoy día. La depresión económica posibilitó la emergencia de iniciativas otras para sobrevivir y reinventarse frente a las diversas problemáticas que afectaban a los diferentes sectores.

De esta forma, los antillanos “echaron mano” a cuanto elemento pudiera serles útil en función de sus primeras necesidades. Surgieron así disímiles ideas, tarecos y artefactos que perduran en el tiempo haciendo más fácil sus vidas. He aquí donde “viene” el condón.

Dada su composición química, puede emplearse en la construcción y en la plomería. Brinda excelente adhesión a la rosca y sella de forma increíble a la hora de evitar salideros de agua.

Asimismo, cuando los pequeños de casa deciden ponchar un salvavidas, pelotas o piscinas inflables, el preservativo puede ser la solución. Como resulta sensible al calor, puede adherirse sin problemas a esas superficies evitando las fugas.

Si de pronto la bicicleta de toda la vida se nos poncha, el condón puede ayudar a volver a llenar la goma de aire, debido a lo antes descrito. Y, por si fuera poco, se usa como sustituto de las juntas originales de la tubería desde el radiador en camiones.

Por otro lado, la liga que permite su sujeción al pene es muy usada por féminas cubanas a la hora de reparar felpas, collares y pulsos. Así que, si eres una de las que se le rompe con frecuencia estos accesorios, ya sabes cómo repararlos.

Y las más popular, para hacer felices a nuestros pequeños en sus cumpleaños cuando hay escasez de globos (pueden inflarse), no hay piñata (se inflan y se llenan de confituras) o como bombas de agua para la diversión. Lo que hacemos los cubanos, mi gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí