No menu items!
21.8 C
Havana
martes, mayo 18, 2021

Cuba no admitirá la libre importación de mercancías por el sector privado considerando que no ayuda a proteger la economía

Lo más visto

La importación privada de mercancías, otro tema más de los tan cuestionados y que ha generado confusión en la población en Cuba, fue abordado en una comparecencia de la Mesa Redonda por Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación de Cuba.

El alto dirigente, muy claramente, dio a conocer que la reciente prohibición sobre la importación privada de mercancías se debe a que dicha práctica entorpece en su totalidad la estrategia del Gobierno cubano de recoger y retener todas las divisas internacionales posibles, con mayor hincapié en los dólares estadounidenses.

Muchas son las interrogantes de los emprendedores cubanos ante las modificaciones dictadas recientemente por el gobierno sobre el sector del trabajo por cuenta propia. Ante la actual crisis económica y la severa escasez que enfrenta el país, los cuentapropistas se han visto obligados a intentar encontrar soluciones por sí mismos o tratar de apoyar de alguna forma el plan gubernamental, pero las constantes trabas y la negativa a la importación de los particulares, imposibilitan un intento que pudiera influir en que el país saliera a flote.

En momentos en que el Gobierno ha asegurado no contar con dinero para comprar productos, muchos cubanos se han propuesto ser parte de la solución, y han dirigido sus inquietudes y propuestas al respecto, por ejemplo, si se tiene el capital y las posibilidades, porque no importar un contenedor entero de fertilizantes y venderlo a los productores de forma minorista, lo que beneficiaría tanto a los productores independientes y cuentapropistas, como al Estado.

Ellos abonarían los impuestos al Estado y solucionarían, entre otros temas, el problema de la crítica escasez de insumos para los productores agropecuarios privados, los que a su vez lograrían producir lo suficiente para satisfacer la demanda nacional y exportar sus productos.

Referente a lo anterior, el ministro aseguró que permitirlo “sería un error, no ayudaría a proteger nuestra economía y a la población”, y el Gobierno no debería autorizar “la salida de divisas del país”. Añadió que se debe encontrar la forma en que las divisas que posee el país se utilicen con más eficiencia en la economía, y sustentar tanto la industria como los mercados.

La economía de la isla se encuentra atravesando una depresión bastante crítica, agravada por la Tarea Ordenamiento, cambios y restricciones, que ya ha reportado pérdidas en una buena parte de las empresas estatales. El mismo titular admitió que la isla está “sobreviviendo”, fundamentando que la situación es consecuencia de la pandemia y el bloqueo.

Gil Fernández puntualizó que se ha concebido una estrategia para revertir la situación económica del país, que incluye las acciones del gobierno cubano, el esfuerzo del pueblo y del contexto internacional.

Artículos relacionados

Últimas publicaciones