CUBA Y FUNDACIÓN DE ESTADOS UNIDOS EXTIENDEN ACUERDO PARA PRESERVAR EL LEGADO DE HEMINGWAY

0
361
L'ecrivain Ernest Hemingway et Fidel Castro a Cuba en 1960, photo Osvaldo Salas --- The writer Ernest Hemingway and Fidel Castro in Cuba in 1960, photo Osvaldo Salas -------- Ce site respecte le droit d'auteur. Tous les droits des auteurs des oeuvres protŽgŽes reproduites et communiquŽes sur ce site, sont rŽservŽs. Sauf autorisation, toute utilisation des oeuvres autres que la reproduction et la consultation individuelles et privŽes sont interdites. Pour les publier ou les diffuser, vous devez impŽrativement obtenir l'autorisation prŽalable de l'ADAGP ou de ses correspondants ˆ l'Žtranger et acquitter les droits d'auteur correspondants : ADAGP 11 rue Berryer Paris Tel : (33) 1 43 59 09 79 Fax : (33) 1 45 63 44 89 Email : [email protected] http : www.adagp.fr -------- Ce site respecte le droit d'auteur. Tous les droits des auteurs des oeuvres protŽgŽes reproduites et communiquŽes sur ce site, sont rŽservŽs. Sauf autorisation, toute utilisation des oeuvres autres que la reproduction et la consultation individuelles et privŽes sont interdites. Pour les publier ou les diffuser, vous devez impŽrativement obtenir l'autorisation prŽalable de l'ADAGP ou de ses correspondants ˆ l'Žtranger et acquitter les droits d'auteur correspondants : ADAGP 11 rue Berryer Paris Tel : (33) 1 43 59 09 79 Fax : (33) 1 45 63 44 89 Email : [email protected] http : www.adagp.fr
Este miércoles, el estatal Consejo de Patrimonio Cultural de Cuba y la Fundación “Finca Vigía”, de Estados Unidos, ampliaron por cinco años más un acuerdo que se remonta al año 2002 y que tiene como fin preservar el legado del escritor norteamericano, Ernest Hemingway (1899-1961), quien vivió durante más de 20 años en la Isla.

La actualización del convenio fue firmado por Gladys Collazo (directora de Patrimonio de Cuba) y Mary Jo Adams (directora de la Fundación «Finca Vigía»).

La casona ―situada a unos quince kilómetros del centro de La Habana― conserva unos 22 mil objetos personales del novelista, y fue descubierta en 1939 por la periodista y tercera esposa de Hemingway, Martha Gellhorn, y comprada un año más tarde por Hemingway, quien vivió en ella casi la mitad de sus años como escritor, y donde concibió su novela El Viejo y el Mar.

Cuba
Tomada de Internet

Mientras residía en «Finca Vigía», el escritor recibió el Premio Nobel de Literatura, en 1954, y tras su suicidio ―ocurrido el 2 de julio de 1961― la mansión fue convertida en la «Casa Museo Ernest Hemingway».

Durante varias décadas, a pesar del embargo y de la enemistad política entre Cuba y Estados Unidos, especialistas de ambos países han trabajado en la preservación de la Casa Museo, según destaca este miércoles la agencia Efe.

En la amplia colección destacan libros, trofeos de caza, discos, armas, papelería, fotos, una máquina de escribir y el yate «El Pilar», con el cual Hemingway salía a pescar y a navegar por el mar Caribe.

El período de cooperación renovado hoy permitirá la apertura de un nuevo taller de restauración, que significará un paso de avance en la protección del patrimonio documental de Ernest Hemingway.

Dicho taller será consecuencia de una donación a la Fundación «Finca Vigía», cuyo anuncio fue hecho hace dos años por la Fundación Caterpillar Inc. 

Hace dos años también Washington permitió que se enviaran a Cuba herramientas y materiales de construcción, valorados en unos 900 mil dólares, para contribuir a la restauración del antiguo hogar del novelista en la Isla.

La preservación del legado de Hemingway ha sido uno de los pocos puntos en los que Estados Unidos y Cuba han coincidido a pesar del conflicto político que alejó a los dos países por más de medio siglo, y que persiste en alguna medida, pese al restablecimiento oficial de relaciones.

Ernest Hemingway es una figura muy recordada en varios lugares de La Habana, como el bar «El Floridita», «La Bodeguita del Medio» o el pueblo de Cojímar.

Papa, un filme biográfico sobre el escritor rodado por Bob Yari meses antes del «deshielo», fue la primera película norteamericana que se grabó en CUba en 50 años.

Con información de Periódico Cubano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí