No menu items!
21.8 C
Havana
martes, mayo 18, 2021

Díaz-Canel admite que no se anunciarán nuevas medidas para La Habana, solo se deben buscar estrategias mas efectivas

Lo más visto

La situación epidemiológica de Cuba, actualmente constituye motivo de alarma y preocupación, pues tanto el número de casos positivos al coronavirus, como el de pacientes en estado crítico y el de fallecimientos por la enfermedad, no paran de aumentar.

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez manifestó su gran inquietud por el reciente empeoramiento de la situación epidemiológica en La Habana, y expresó en la reunión del lunes del Grupo Temporal de Trabajo para la Prevención y Control de la Epidemia, que todos los cubanos debemos comenzar a “vivir con responsabilidad”, porque sin ella, aunque contemos con vacunas, esta y cualquier otra situación parecida se agravará.

En lo que va del mes de abril, el promedio diario de nuevos casos con COVID-19 es de más de 1.000. En más de una ocasión el gobierno ha responsabilizado al pueblo por haber relajado la disciplina y su percepción de riesgo haber decaído considerablemente.

Desde hace casi una semana los capitalinos esperan porque sean anunciadas las nuevas restricciones que desde los Gobiernos provincial y nacional informaron que se implementarían para la capital con el objetivo de contener la enfermedad, unas tan drásticas y de riguroso cumplimiento como las que se impusieron en los meses de agosto, septiembre y octubre pasado, cuando se enfrentó el primer rebrote del virus en el país.

Sin embargo, el mandatario cubano admitió en la reunión de este lunes que no se anunciarán nuevas medidas porque hasta ahora se han impuesto todas las posibles y no han dado resultado, por lo que se deben buscar estrategias más efectivas, como es arreciar el cumplimento de todas las políticas sanitarias ya impuestas, el diálogo con la población y el control de la pandemia desde los niveles más básicos.

La decisión anunciada por el funcionario resulta discordante con lo manifestado a finales del mes de marzo por Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) de La Habana, quien alegó que la gravedad de la situación epidemiológica en la capital se había alcanzado por las “deficiencias que persisten” en la Atención Primaria de Salud y por las “negligencias” e irresponsabilidades del personal sanitario.

No obstante, pese a las diferencias en las orientaciones del gobernante, este se mantuvo insistiendo en “vincular los factores” y trabajar más “con las organizaciones de masas y con los grupos de cada área de salud”. Aparentemente, las claves de la estrategia del Gobierno para este momento constituyen la supervisión burocrática de las tareas de impacto, así como el estricto control sobre el pueblo utilizando las fuerzas de seguridad.

Según Cubadebate, Díaz-Canel instó a buscar las fuerzas propias de cada barrio, profesionales, estudiantes, maestros, etc., para que influyan sobre el resto de la población, además, hizo hincapié sobre la necesidad de lograr que los habitantes, especialmente los del municipio Centro Habana, comprendan que depende mucho de su comportamiento que se detenga el contagio.

El mandatario se refirió al desarrollo de reuniones comunitarias y a una estrategia comunicacional casa por casa para hablarle a las personas con sinceridad y convencerlas de como actuar. Los líderes locales deben acercarse a la población siempre con empatía, hablándoles apropiadamente para ajustarse a las situaciones personales de cada quien y a las formas en que cada uno lidia psicológicamente con el COVID-19, expresó.

Por ultimo recalcó la necesidad de lograr un nivel de concientización en el pueblo; pues deben comprender que debe haber un cambio de actitud si se quiere acabar con esto de una vez por todas. Pese a que se realizó el análisis a nivel nacional, las autoridades recalcaron la compleja situación que enfrenta La Habana.

Artículos relacionados

Últimas publicaciones