No menu items!
21.8 C
Havana
martes, junio 22, 2021

Gobierno de Estados Unidos advierte a Cuba sobre no dar entrada a sus puertos a dos barcos iraníes que transportan armas rumbo a Venezuela

Lo más visto

Agencias de seguridad norteamericanas mantienen vigilancia sobre dos buques de guerra iraníes que se dirigen hacia Centroamérica. Ante la sospecha de que estos barcos estén transportando armas hacia países de esa región, Estados Unidos advirtió al Gobierno cubano, aliado de Teherán, que no les permita la entrada a sus puertos.

El gobierno de Joe Biden a través de los canales diplomáticos está presionando al régimen de Cuba, para que no permita que los buques iraníes atraquen en sus puertos. De acuerdo al medio Político la información ha sido suministrada por dos funcionarios de defensa y una fuente del Congreso bajo condición de anonimato. Representantes del gobierno norteamericano mantienen también contacto con otros países para cerciorarse de que rechacen la llegada de los buques de guerra a América Latina.

Aunque, personas relacionadas con los acontecimientos indicaron que el presidente Miguel Díaz-Canel está tratando de sacar provecho de la situación para obtener un alivio de las sanciones económicas impuestas por la administración de Donald Trump, los intermediarios estadounidenses comunicaron a los funcionarios cubanos que dejar que los barcos iraníes atraquen en aguas nacionales puede recrudecer y no relajar las sanciones impuestas a la isla por su gobierno.

“La entrega de tales armas sería un acto de provocación y se entendería como una amenaza para nuestros socios en el hemisferio occidental”, declaró uno de los altos funcionarios de la administración Biden a Politico, e indicó: “Nos reservaríamos el derecho a tomar las medidas apropiadas en coordinación con nuestros socios para disuadir el tránsito o la entrega de tales armas”.

“La venta de las armas iraníes ocurrió hace un año bajo la anterior administración [estadounidense] y como muchas situaciones relacionadas con Irán bajo la anterior administración -incluyendo el estallido del programa nuclear iraní tras la imprudente retirada de la administración Trump del [acuerdo nuclear iraní]- estamos trabajando para resolverlo a través de la diplomacia (…)”, agregó esa fuente.

Los funcionarios estadounidenses aún no conocen el destino de las embarcaciones, pero Washington cree que pueden dirigirse a Venezuela. Una fragata iraní y el Makran, un antiguo petrolero que fue convertido en una base de operaciones flotante, están siguiendo una ruta al sur a lo largo de la costa oriental de África.

Funcionarios iraníes han presumido del Makran, con más de 70 metros de largo y puesto en servicio este año, por su funcionamiento como plataforma para misiones de guerra electrónica y operaciones especiales, y sus capacidades de misiles y armas del buque.

Según han dicho, el navío puede transportar hasta siete helicópteros, así como aviones no tripulados. El funcionario de seguridad norteamericano indicó que, en la mañana de este miércoles, los barcos habían completado más de la mitad del viaje desde Irán a Venezuela, y navegaban lentamente hacia el noroeste, a más de 1.000 millas de Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Algunos legisladores han presionado públicamente al gobierno de Biden para que trabaje en la disuasión de los barcos.

“Esto no parece una entrega de carga de petróleo o combustible”, escribió en Twitter el vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado, Marco Rubio. “Esto tiene todas las marcas de la entrega en [sic] una venta de armas (como barcos de ataque rápido) a Venezuela junto con la oportunidad de proyectar un mensaje de fuerza a la administración Biden”.

Artículos relacionados

Últimas publicaciones