NADIE COMO UNA ABUELA CUBANA

0
864
Cuba
Tomada de jocymedina.com
Cuando arreciaron las crisis y los desafíos en Cuba, cuando todo parecía fallar, ahí estaba la abuela cubana, atravesando el jardín con margaritas en sus manos para recordarnos que la felicidad es tan pura, limpia y bella como su flor.

Este post va dedicado a todos los cubanos que no tenemos a nuestras abuelas con nosotros y a los que aún pueden besarlas incluso desde la distancia. Démosles gracias a ellas, que como pocos han sabido crecer los peces y los panes para contribuir a lo que hoy somos.

La abuela de Cuba es la que se levanta antes que todos en la casa, bien temprano, para tener listo el rico café en las mañanas y el desayuno para su familia. Se encarga de hacer los mandados, mientras los padres trabajan y los demás asisten a clases.

Es la única persona de casa que mima y consiente en todo momento. Aunque a veces regañe, luego se dirige a sus seres queridos y les regala un beso. Uno de los regaños favoritos es correr detrás de sus nietos con una chancleta por haberse portado mal.

Resulta tu mejor “abogada” cuando mamá y papá te regañan con razón. Asimismo, no duda en conversar en las tardes desde su portal con los vecinos o apuntarse en algún círculo de abuelos, ella tiene derecho a divertirse también.

Aunque tengas 35 años, ella te seguirá viendo como el pequeño que no la dejaba descansar los mediodías. Te dirá que te abrigues, que no te mojes, te recibirá con un beso en la frente y tendrá los dulces más ricos que sabe hacer esperando por ti.

Es la persona que más conoce sobre mejunjes y remedios caseros para cuando alguien está enfermo. Cuando nos sentimos mal, la presencia de la abuela nos calma el corazón.

No te llamará muchas veces por tu nombre, ella tendrá un sobrenombre guardado especialmente para ti con todo el amor que te profesa.

Es la jefa de la casa, de eso no cabe dudas. Todos la respetan y tienen en cuenta sus opiniones. Ella también dará el visto bueno cuando traes tu pareja a la casa y podrás contarle de tus travesuras sin problema alguno.

Desborda alegría, fuerza, determinación y esmero, no importa si por dentro se siente triste. Lucha por sus amores y les es fiel a todo momento. No hay nadie como una abuela cubana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí