lunes, junio 17, 2024
21.8 C
Havana

Niños cubanos avistan un Manatí en el puente de hierro de La Habana

Comparte

Un grupo de niños cubanos avistaron un manatí que nadaba en el río Almendares, bajo el puente de hierro de La Habana, y captaron hermosas imágenes del animal. Antes las fotos compartidas muchos usuarios mostraron preocupación por la suerte del manatí en medio de la crisis alimentaria en la isla.

Según la publicación en Facebook de Abelardo Betancourt Cobas, se aprecia al mamífero nadando en la superficie del río con agua extremadamente turbia y sucia bajo el emblemático puente de hierro ubicado en la zona del Vedado.

Varios cubanos han solicitado la acción gubernamental para que actúe, protegiendo a este elemento de la fauna marina que es característico de la zona. “Por favor, proteger nuestra fauna marina, no hagan disparates” y “Ojalá lo salven antes que se lo coman o se infeste con esa agua tan contaminada”, dijeron algunos.

Otros recordaron que esta especie autóctona de la fauna cubana que se encuentra en peligro crítico de extinción «está protegida y su pesca prohibida».

El avistamiento de manatíes no es común en la isla, donde han crecido las alarmas por los temores a que este increíble animal de la fauna marina desaparezca.

El manatí, un mamífero acuático herbívoro, habita en áreas costeras, ríos, lagos y estuarios de diferentes regiones del mundo. Poseen cuerpos grandes y cilíndricos cubiertos de piel arrugada, adaptados para moverse en el agua con sus aletas redondeadas. Se alimentan de plantas acuáticas como algas y hierbas marinas. Su comportamiento es tranquilo y social, a menudo congregándose en grupos en áreas cálidas para evitar el frío

Las personas que tengan la dicha de ver un manatí no deben intentar tocarlo, acecharlo, golpearlo o hacerle daño. Tampoco nadar sujetándolo ni montar en su lomo. No se le debe ofrecer alimentos o agua y muchísimo menos, propiciar que se separen las madres de sus crías.

Los especialistas indican que tocar a los manatíes puede causar que «se acostumbren a los seres humanos y no todas las personas que se interesan en ellos lo hacen con buena intención. Los cazadores furtivos se parecen a ti y él no sabe diferenciar. El ‘miedo natural’ protege a los manatíes de estas personas».

Leer más

Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí