No menu items!
21.8 C
Havana
jueves, agosto 5, 2021

Soluciones para el envío de remesas y reactivación de la Embajada de EE. UU, son los próximos planes de Biden para Cuba

Lo más visto

Este lunes, el Gobierno de EE.UU. anunció que está estudiando una reactivación de la embajada de Estados Unidos en Cuba y nuevas alternativas para autorizar el envío de remesas a la isla. Como parte de la revisión que está haciendo de la política de Washington a La Habana, con estas dos medidas el presidente Joe Biden revertiría decisiones de su antecesor, Donald Trump (2017-2021).

A pesar de que el presidente Joe Biden, había dejado claro que el tema con Cuba, “no era una de sus prioridades”, las protestas que ocurrieron en Cuba el pasado 11 de julio, las mayores en varias décadas y la presión de la comunidad cubanoamericana han obligado al gobernante estadounidense a mirar de cerca esta situación y valorar medidas que puedan aliviar el sufrimiento de las familias, según detalló a Efe un funcionario estadounidense.

Dentro de las medidas se destacan, las instrucciones al Departamento de Estado para que evalúe ciertos planes que permitan aumentar el personal diplomático la Embajada de Estados Unidos en La Habana, lo que pudiera implicar la reactivación de sus funciones consulares, y estudiar alternativas para el envío de remesas a la isla sin que estas pasen por los canales gubernamentales.

“La administración formará un Grupo de Trabajo de Remesas para identificar la forma más efectiva de hacer que las remesas lleguen directamente al pueblo cubano”, aseguró el funcionario, y agregó que se “revisarán algunos planes para aumentar el personal de la embajada de Estados Unidos en Cuba con el objetivo de facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil, y una seguridad adecuada”.

Debido a la suspensión de funciones consulares en la embajada de Estados Unidos en Cuba unos 100 000 cubanos que esperan unirse a sus familiares en Estados Unidos se hallan hoy en un limbo legal, por el significativo atraso en el procesamiento de sus visas de inmigrante.

Además de las remesas y el personal diplomático, Biden también ordenó a su Gobierno trabajar con el sector privado y el Congreso para hacer “más accesible” el internet en Cuba, algo que el mandatario ya anticipó la semana pasada. El presidente demócrata también habló de la posibilidad de enviar vacunas a la isla, con el objetivo de hacer frente a la difícil crisis sanitaria que atraviesa Cuba.

“Con la conducción del presidente Biden, Estados Unidos está estudiando medidas que apoyarán activamente al pueblo cubano, y obligarán a que el régimen cubano rinda cuentas”, expuso otro alto funcionario de la administración demócrata.

Asimismo, el presidente anunció que su Gobierno seguirá con su política de imponer sanciones económicas contra funcionarios cubanos. Finalmente, la Casa Blanca anunció que “intensificará” los esfuerzos diplomáticos con sus aliados regionales e internacionales para apoyar las supuestas “aspiraciones del pueblo cubano” y que potenciará el envío de “ayuda humanitaria” a la isla.

Desde el gobierno cubano se sostiene que las protestas populares que tuvieron lugar en una 20 de localidades de la isla fueron orquestadas y financiadas por Estados Unidos, sin embargo, los funcionarios de la Casa Blanca han repudiado esas afirmaciones.

Artículos relacionados

Últimas publicaciones