COJÍMAR HACE FRENTE A LOS DESTROZOS DE IRMA

0
591
Cojímar (Cuba), 15 sep (EFE), (Imágenes: Felipe Borrego).- A los curtidos habitantes de Cojímar, el pueblecito de pescadores tan querido por Ernest Hemingway, les sorprendieron las olas de más siete metros y la fuerza de los vientos del huracán Irma, un «monstruo que parecía que iba a tragárselo todo» y al que ahora plantan «cara brava».

Irma cambió la imagen de este rincón costero al este de La Habana que inspiró al Premio Nobel para escribir «El viejo y el mar» (1952) y donde el voraz ciclón arrancó techos, portales, puertas y dejó escombros, pero no manos ociosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí