¿Qué hace el cubano cuando hay ciclón?

0
612
cubano
Tomada de www.eluniversal.com.co

Huracán, ciclón tropical o tifón resultan términos meteorológicos empleados para referirnos a un sistema tormentoso caracterizado por una circulación cerrada alrededor de un centro de baja presión, que produce fuertes vientos y abundantes lluvias.

Teniendo en cuenta la proximidad y el riesgo que representa para la Isla el poderoso Matthew, categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, Todo Cuba Online te comparte cómo se prepara un cubano ante el fenómeno:

“El invento” en lugares seguros: El cubano de por sí disfruta tener “tarecos” por todos lados con el fin de inventar cuando haga falta. Así que es útil ubicarlos en lugares seguros para evitar fugas, derrames o desastres.

Suministro de alimentos: Esta es una tarea titánica. En la Isla por todo se forma una cola y, con ella, sus consecuencias. ¡Imagínate en tiempo de huracán! Las personas “se matan” por acaparar todos los panes y las galletas para pasar el temporal.

El único cuarto: Cuando “la cosa” aprieta, los 10 miembros del núcleo (sí, porque el cubano es muy familar) se congregan en el único cuarto más seguro de la casa (generalmente el que tiene placa). En la cama, por supuesto, duermen las mujeres.

La gotera: El antillano o antillana que no se le moje la casa por algún lado, no sabe lo que es la vida. Es el momento en que forramos las ventanas con bolsas plásticas, toallas o madera para reducir la lluvia que se filtra con la fuerza del viento. Colocamos papel precinta o un madero atravesado sobre el vidrio. Después del trabajo, la casa parece la armada invencible.

La mudada: El televisor, refrigerador, los muebles y colchones para casa del vecino. Veremos una marea de compañeros colaborando entre ellos para mover sus pertenencias hacia lugares más seguros. Como buenos cubanos, nos echamos la mano.    

La antena: ¿Qué nos queda si no tenemos aún Internet en casa? Además de resguardar la TV, aseguramos la atena, esa que nos salva todas las noches con la pelota o novelas brasileñas.

Y así un sinfín de acopios como guantes, pinzas, tijeras, cuchillas, abrelatas, termómetro, linterna, libreta y lápiz, cajas de fósforos, encendedor, lista de teléfonos, colcha, platos y cubiertos. ¡Ah!, el juego de dominó o cartas más el traguito para pasar el tiempo no pueden faltar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí