sábado, junio 15, 2024
21.8 C
Havana

Gobierno de Biden marcará su propio camino respecto a Cuba, dice portavoz de la Casa Blanca

Comparte

Aunque no hay anuncio oficial alguno, la administración Biden revisará las políticas del anterior gobierno hacia Cuba, según dijo este 28 de enero la portavoz de la Casa Blanca.

Jen Psaki dijo en conferencia de prensa que la política del demócrata sobre Cuba «va a estar comandada por dos principios: el primero el apoyo a la democracia y los derechos humanos, que va a ser el eje, y el segundo es que los estadounidenses de origen cubano son los mejores embajadores de la libertad en Cuba».

Preguntada sobre si se sobrevendría algún desmantelamiento de algunas sanciones del presidente saliente, dijo que revisan temas asociados a la seguridad nacional «para asegurarnos que nuestra visión se ajusta a eso. Vamos a marcar nuestro propio camino».

Esta batería progresiva que afectó al sector del turismo, los transportes y las divisas terminó días antes del final del gobierno de Trump con la calificación de Cuba como un «patrocinador del terrorismo», una categoría de la cual el país había sido retirado en 2015.

Desde el arribo de Trump al poder, privilegió a la derecha anticubana al adoptar por primera vez desde la erogación de la Ley Helms Burton de 1996, su Capítulo III para entablar litigios contra terceros países por su comercio con Cuba ante tribunales estadounidenses y para la devolución de propiedades nacionalizadas que ampara, inclusive, a los que eran ciudadanos cubanos en el momento de la expropiación.

Sgún la ACN, el 2019 marcó la etapa de recrudecimiento a un nivel sin precedentes de las disposiciones del bloqueo, al incluir acciones directas para perseguir e interrumpir envíos de petróleo hacia y desde Cuba.

Además, impuso sanciones a las empresas y barcos de terceros países implicados en esas transacciones, lo que dificultó el desarrollo de la vida social y económica de la Isla en ese período.

Otros de los caminos llenos de obtáculos por la administración Trump fueron los intercambios turísticos, académicos y culturales con el fin de impedir el acercamiento a la realidad cubana por representantes del pueblo norteamericano.

El Gobierno de Donald Trump implementó contra Cuba medidas sin precedentes, las cuales sobresalieron por su sistematicidad y hoy superan la cifra de 240.

De las últimas medidas destaca la imposibilidad del envío de remesas mediante las firmas cubanas Fincimex y American International Services (AIS), las principales vías formales para efectuar las transacciones en la isla.

La última de ellas, a pocos días de terminar su mandato, la administración de Trump incluyó a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Leer más

Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí