GUAPO Y FAJAO’ EN CUBA: ¿CÓMO PONERSE LA CHANCLETA?

0
871
Cuba
Tomada de Noti Cuba
La guapería cubana ha evolucionado desde entonces. En cualquier lugar de Cuba, el guapo –cuando se descubre en público- rápidamente infla el pecho, recoge la barriga y gesticula en acto dominante que pretende intimidar al contrario.

¡Saca el pecho carajo!, le gritan los demás al guapo cubano mientras se bate inicialmente entre palabras, gestos y miradas con su adversario.

Quienes viven en la Isla saben que cuando el criollo se ve acorralado por sus problemas, una forma de enfrentarlos es a través de la guapería. Y no estamos hablando de belleza, sino de relaciones de poder y derroche de valentía (en algunos casos).

Ante una ofensa de cualquier índole, los cubanos se les sube la guapería insular, esa que da por expresar frases como: Cuidado que yo sí, No te tires conmigo, ¿Qué te pasa?

Los principales síntomas de la guapería insular son el tono de voz elevado, el ceño fruncido y la gesticulación desmesurada. Puede terminar en una seria discusión o una batalla entre cuerpos.

Desde pequeños nos dicen que no podemos “quedarnos dados”. Debemos responder con valentía para no mancillar el honor. Jamás podemos dejar que nos humillen o maltraten, así funciona la guapería en Cuba.

¡Ni se te ocurra echarte para atrás! Esto suscita comentarios sobre cobardía y por supuesto, darán “puntos” a favor del adversario. Aunque es mejor resolver las diferencias de otro modo, la violencia engendra violencia. No es recomendable. Siempre la situación conlleva actitudes marginales.

Muchas veces, todo queda en un simple intercambio de palabras, habrá que utilizar las más inteligentes en aras de no “quedar por debajo”.

Sucede que el cubano no se deja doblegar, menos entre ellos. Le viene en las venas. Lo mismo un profesional, que un obrero, estudiante o maleante, aprenderán a quitarse la chancleta en clara escena de aquí no se rinde nadie

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí