Siete jóvenes habaneros sufren intoxicación por el consumo de una nueva droga, la cual prolifera en estos días en los barrios y calles cubanas.
Dicha sustancia, identificada como Gamma-Hidroxibutirato (GHB), pone en alerta a las altas esferas gubernamentales en la Isla.

La droga es sumamente peligrosa, alertan especialistas, y la juventud la consume para lograr un efecto euforizante con desinhibición y estímulo sexual.

Por el momento no se reportan fallecidos por el uso de esta sustancia en Cuba. Sin embargo, se conoce que puede provocar estado de coma, afecciones del sistema respiratorio y un sinnúmero de efectos secundarios que pueden desembocar en la muerte.

Al GHB se le conoce también como el Buche, el Beso o la Súper Viagra, y es un líquido incoloro e inodoro. Se trata de un tipo de droga sintética que se metaboliza muy rápido y provoca una intensificada sensación de bienestar, extroversión, calidez emocional, empatía hacia otros y la disposición a conversar sobre recuerdos con gran carga emocional. Se consume mezclada con otras sustancias como alcohol o bebidas energizantes, lo que hace complicado su detección mediante el análisis clínico.

El GHB parece no haber alcanzado los territorios al interior del país, no obstante, el Gobierno cubano emitió una circular ordenando que las instituciones de salud que reciban personas con los síntomas descritos por el consumo de GHB, están en la obligación de reportarlos con urgencia a un número con cobertura nacional, difundido entre todas las dependencias del MINSAP en el país.

Con información de diariolasamericas.com