¿Qué nos hace únicos?

0
554
cubanos
Tomada de www.keyword-suggestions.com

Los “cubaniches” tenemos gustos y costumbres que nos hacen únicos entre tantas personas que habitan el planeta. Además de la algarabía, el espíritu de trabajo y solidario, la música y la comida, compartimos un grupo de actitudes y características que nos identifican en cualquier espacio que habitemos.

Todo Cuba Online te comparte algunos de esos gustos y costumbres. Si conoces otros, pues anímate y déjanos saber:

Tomar ron “a lo strike”: La mayoría de los cubanos tomamos el ron solo, a pelo como dicen muchos. Nada de hielo, sin refresco y sin importar las altas temperaturas. Nos encontrarás entonces a cualquier hora del día en una mesa de dominó o en la esquina con un vaso de ron en la mano y tratando de arreglar el mundo.

Las medias blancas y de marca: Los “cubaniches” no “andamos en nada”. Esto se traduce en que no estamos pendientes de los colores de las medias o de los calzoncillos. Tampoco de los dibujos que puedan contener. Un cubano que se respete tiene siempre varios pares de medias blancas con su marca visible. Esta última no puede faltar.

El plátano como acompañamiento: Si el perro es el mejor amigo del hombre, pues el plátano del cubano en particular. Cuando lo tenemos, nos acompaña en cualquier comida. Es como si le pidieras a un europeo que coma pescado con guayaba. ¿Quién duda que un buen plato de arroz, con huevos fritos y un plátano no es sabroso?

Helado, no importa si hace frío: Si visitas varias veces al año la capital cubana y te pasas por la heladería Coppelia, comprenderás que el cubano toma helado hasta en pleno invierno. El helado no deja de ser un postre en cualquier época del año.

La mayonesa con todo: Ya hablábamos de nuestros “raros” hábitos culinarios. Sin embargo, omitir el uso que le damos a la mayonesa sería un crimen. Se considera la salsa más popular en la Isla. El cubano la utiliza para acompañar el arroz, pan, las galletas saladas y dulces, y la papa.

Entre hombres, el beso de saludo: No solo el beso, este viene con palmadas y el fuerte abrazo. Somos así, nos encanta besar y tocar. Ya forma parte de nuestras actitudes comunicativas.   

Vieja no representa una ofensa: Más bien resulta un apelativo cariñoso. Mi vieja, ¿puedo ayudarla? ¡Cómo quiero o extraño a mi vieja! Ya vieja, habla serio conmigo…

Sin música no hay fiesta: Mientras más estridente mejor. En una fiesta cubana puede faltar comida, pero la música ni pensarlo. Hay que darle movimiento al cuerpo.

Un regalo no implica devolverlo otra vez: Cuando obsequiamos algo, no esperamos nada a cambio. A veces nos vemos con las manos atadas, pero siempre encontramos la manera de entregar un presente. Cuestión de economía. En otros países cuando regalas algo, estáns obligando a la otra persona a corresponder.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí