No menu items!
21.8 C
Havana
viernes, marzo 5, 2021

Sancionados en Santiago de Cuba tres viajeros por el delito de propagación de COVID-19

Lo más visto

Los tribunales de Santiago de Cuba ante el delito de propagación de epidemia, sancionaron a privación de libertad a tres viajeros, dos de ellos a 8 meses de privación de libertad y, un tercero, a 10 meses. Para el proceso fueron comprobadas las violaciones del aislamiento domiciliario preventivo y del protocolo sanitario general establecido para frenar el avance del virus de la COVID-19 en Cuba.

La fiscal jefa en la oriental provincia, Maritza Paredes Pera, especificó que el brote acontecido en el municipio La Maya fue responsabilidad de dos personas que arribaron al país procedentes del exterior. Los implicados en este caso fueron los penalizados a 8 meses de prisión, aunque en uno de los dos casos, la sanción fue modificada a “limitación de libertad”.

El tercer caso sancionado a 10 meses de privación de su libertad, se trató de un recién llegado a la ciudad cabecera, que tuvo contacto con 29 personas durante el tiempo que debía cumplir con el confinamiento preventivo. Además, se encuentran abiertos 40 procesos a viajeros que de igual forma incumplieron con las medidas provocando focos de contagio en la provincia.

De los 179 acusados, 117 son por delito de propagación de epidemias, más de 11 por atentado, 6 corresponde al delito de desacato y 5 al de desobediencia. Han concluido 72 procesos, en 54 de ellos se aplicaron multas de entre los 500 y los 2.000 CUP, y de los 11 juicios celebrados, 2 terminaron en penas de cárcel, en el resto fueron impuestas multas de entre los 750 y 10.000 CUP.

Desde el día 13 de enero, cuando se decretó nuevamente la fase de “transmisión autóctona limitada” en Santiago de Cuba, se han producido 14 nuevas denuncias, informó la funcionaria.

El Gobierno cubano, responsabiliza por el excesivo número de casos de contagios a los viajeros internacionales que llegaron a la isla e incumplieron el protocolo estipulado, pero no fue hasta enero de este año que se comenzó a exigir una prueba PCR negativa de COVID-19 para poder ingresar al territorio nacional.

Negligencias tales como, descontrol, infracción de medidas de seguridad, falta de higiene y la demora en la entrega de resultados de los PCR, tanto por parte del Estado cubano como de los viajeros internacionales que arribaron, han puesto a la provincia de Santiago de Cuba, en la peor etapa de transmisión de la enfermedad desde que se detectaran los primeros casos en este territorio.

Artículos relacionados

Últimas publicaciones