sábado, julio 20, 2024
21.8 C
Havana

La extraña muerte del viceministro ruso tras visita a Cuba

Comparte

El viceministro de Ciencia y Educación Superior de Rusia, Pyotr Kucherenko, de 46 años, murió este sábado cuando regresaba de un viaje a Cuba, informó el ministerio. Sin embargo, no es un hecho aislado entre las élites de ese país.

“Kucherenko se sentía mal mientras viajaba en un avión con una delegación rusa que regresaba de un viaje de negocios a Cuba. El avión aterrizó en la ciudad de Mineralnye Vody, donde los médicos intentaron ayudar”, dijo el ministerio en un comunicado publicado en su sitio web, y agregó que el ministro no pudo ser salvado.

Mientras, la familia del funcionario dijo que la muerte pudo deberse a una afección cardíaca, lo que se corroboraría este miércoles mediante un examen forense, según la emisora estatal rusa Zvezda.

De acuerdo con CNN, el periodista Roman Super, quien huyó de Rusia poco después de que las tropas del Kremlin invadieran Ucrania, en febrero del año pasado, dijo en su canal de Telegram que había hablado con Kucherenko “apenas unos días” antes de huir. Denunció que Kucherenko temía por su seguridad y lo animó a abandonar Rusia.

Muere en pleno vuelo desde Cuba el secretario de Estado de Rusia

Cuando el periodista le preguntó al funcionario si él también quería irse de Rusia, le respondió que ya no era posible hacerlo. «Nos quitan los pasaportes. Y no existe tal mundo en el que ahora estén contentos con el viceministro ruso después de esta invasión fascista”, apunta.

Kucherenko le dijo que había estado tomando antidepresivos y tranquilizantes. “Me los bebo a puñado. No ayuda mucho. Casi no duermo. Me siento terrible. Todos somos tomados como rehenes. Nadie puede decir nada. De lo contrario, somos inmediatamente aplastados como insectos”.

El deceso de Kucherenko despierta interés por no ser la primera de las inexplicables muertes en Rusia.

Los informes apuntan que al menos 13 empresarios rusos de alto perfil han muerto por suicidio o en accidentes inexplicables en el último año, con seis de ellos asociados con las dos compañías energéticas más grandes de Rusia.

Pavel Antov, un magnate ruso de las salchichas que fue elegido como legislador, murió en la India en diciembre después de caer desde el tercer piso de su hotel. Un amigo suyo y compañero de viaje, Vladimir Budanov, murió de un infarto. Se especula que se trate de un suicidio.
Alexander Buzakov, jefe de un importante astillero ruso que se especializa en la construcción de submarinos no nucleares, murió repentinamente en diciembre, sin que las autoridades dieran la causa de la muerte.
Anatoly Gerashchenko, exrector del Instituto de Aviación de Moscú, murió en un accidente no especificado en septiembre.
El presidente de Lukoil, Ravil Maganov, murió a principios de septiembre después de caerse por la ventana de un hospital en Moscú, según la agencia estatal rusa TASS.
A mediados de septiembre, el empresario ruso Ivan Pechorin, principal gerente de la Corporación para el Desarrollo del Lejano Oriente y el Ártico, fue encontrado muerto en Vladivostok, según los medios estatales rusos. Pechorin se ahogó el 10 de septiembre cerca del cabo Ignatyev, en Vladivostok, informaron medios regionales.
Otro alto gerente de Lukoil, Alexander Subbotin, fue encontrado muerto cerca de Moscú en mayo, después de haber visitado a un chamán, informó TASS. Continuar leyendo en CNN.

Antes de viajar a su país a donde no llegaría con vida, Kucherenko formó parte del Grupo de Trabajo Ruso-Cubano sobre cooperación en la esfera de la ciencia, la tecnología y el medioambiente, en el marco de la XX Sesión de la Comisión Intergubernamental Cubano-Rusa para la Colaboración Económico-Comercial y Científico-Técnica.

Leer más

Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí