jueves, junio 20, 2024
21.8 C
Havana

Madre cubana ve morir a su pequeño hijo. Impactante testimonio de la tragedia vivida por una balsera cubana

Comparte

Una madre cubana contó el trágico y doloroso episodio sufrido al ver morir en sus brazos a su pequeño hijo de once meses de edad. Yudeimi Rodríguez junto a su esposo y dos hijos intentando llegar a los Estados Unidos a bordo de una rústica embarcación sufrieron la peor pesadilla de sus vidas.

Una travesía que se oscureció a partir de que el bote presentara problemas y los mantuviera seis días a la deriva, según las declaraciones ofrecidas por la cubana al periodista Rolando Nápoles de América TeVé. La joven madre contó que su bebé falleció en sus brazos.

«La embarcación se reventó y el otro muchacho que venía con nosotros cayó al agua. No lo pudimos rescatar y también murió», narró.

“Después de eso estuvimos varios días a la deriva, a ver qué pasaba con nosotros y ahí fue cuando perdí a mi niño porque cuando se reventó la balsa perdimos toda la comida que llevábamos«.

«Mi niño se deshidrató, también mi niña y yo pero el que menos pudo aguantar fue él y en los brazos míos murió», expuso la mujer.

Los emigrantes salieron de Cuba, el pasado 30 de octubre, junto a sus dos hijos y otros dos cubanos que le acompañaban. El esposo de Rodríguez aún está detenido por las autoridades migratorias de Estados Unidos y el otro cubano que sobrevivió ya fue liberado y se encuentra junto a sus familiares, explica el reporte.

Yudeimi Rodríguez dice que casi no le quedan lágrimas de tanto que ha llorado por el momento más trágico en su vida:

«Si me dieran a escoger entre estar en Cuba y tener al niño o estar aquí y no tenerlo quisiera regresar, pero ya no está y hay que seguir adelante», dijo entre lágrimas la joven.

Madre e hija muestras las marcas en sus cuerpos por las quemaduras del sol.

«Yo todo lo que he hecho lo he hecho por ella, para que sea una mejor persona y pueda tener un futuro mejor», explica la joven sobre su hija Claire de once años de edad.

Los encontró un pescador y lo mostró el video donde se escucha a su esposo Yoandri Espada pidiendo ayuda porque ella estaba casi moribunda y la balsa rodeada de tiburones.

«Nos cogió un frente frío que estaba entrando y las olas eran inmensas, todo se puso negro».

Pese a no tener familia en Estados Unidos, la organización religiosa «Hermanos de la calle» está ayudando a Yudeimi y su hija. El empresario cubanoamericano Manuel Milanés pidió a los cubanos cualquier ayuda para la familia.

La fuerza que le queda después de todo lo que sufrió es para luchar porque su esposo Yoandri salga en libertad y su hija de 11 años cumpla su sueño de ser una gran cantante, aseguró Yudeimi.

Leer más

Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí