Mejor no te busques un enemigo cubano…

1
536
Cuba
Tomada de Cubanos por el Mundo

La enemistad, u odio, es conocida como el anti-valor de la amistad, ya que esta trae consigo la exclusión de toda persona, y también la falta de convivencia, el individualismo y rechazo por las opiniones de otros.

La presencia de este sentimiento en Cuba, tanto enemistades antiguas como recientes, ha tenido disímiles consecuencias que han llegado a afectar a los cubanos hasta en la forma en que actuamos en nuestro devenir diario.

Resulta realmente bueno tener un amigo cubano, ese que llora en tu hombro y entra a tu cuarto a abrazarte sin tocar, pero no se te ocurra tenerlo de enemigo.

El cubano muchas veces va a los extremos, ese amor de magnitudes incomparables, puede transformarse en odio de medida superior si te lo propones, pocas veces el criollo se queda a mitad de camino.

Sucede que, si te peleas con un cubano, te peleas con la familia completa. El núcleo familiar es muy importante en la Isla, si te atreves a dañar o tener un enemigo criollo, puede que el resto de sus seres queridos no te vuelven a observar con los mismos ojos.

Asimismo, la confianza y el amor son elementos fundamentales entre los cubanos. En caso de que se vean dañados, no volverás a recuperarlos de forma fácil. Para ellos es todo o nada. No hay marcha atrás muchas veces.

Por otro lado, puedes ganarte una riña de alto nivel. Decimos esto, pues no por gusto la Isla aporta tantos deportistas excelentes en deportes de combate. Mejor no te enfrentes cuerpo a cuerpo con ellos.

En ocasiones, el antillano puede llegar a ser muy vengativo. Tiene una máxima: él que la hace, la paga. La cosa es que “dados” no se quedan.

Y, por si fuera poco, siempre encaran los problemas. No son de los que van hablando a las espaldas de los demás. Miran al contrario a sus ojos, hinchan el pecho y es el instante donde comienza la guapería cubana.

1 COMENTARIO

  1. No creo que ese sentimiento al que te refieres al inicio de tu reportaje sea una referencia a los cubanos, al menos a los que vivimos en Cuba o quizas a aquellas referencas de los que no están enla isla y no a todos, pues los que estamos en la isla confiamos en nuestros hermanos y respetamos hasta la manera de decir tonterías como estas. El cubano está lleno de valores adquiridos en el seno de su familia y en la educación; y su rebeldía es manifiesta, si vienes a maltratar o como se dice, a inventar con un cubano tienes que asumir las consecuencias. Nada afecta las relaciones entre nosotros y si es cierto que con algunas personas las dificultades serán asumidas por todos sus miembros aunque tampoco hay que generalizar pues para algo se ha aprendido a hablar y razonar ante los problemas, siempre aparece una solución en la que no esté negociables los principios y valores familiares.

    Mi abuela decía y es un proverbio antiguo, todos somos amigos hasta que se pruebe lo contrario, y a ese que traiciono la confianza le costará demostrar su arrepentimiento pues el poder del juez social es mucho más estrcito que la propia ley.

    Hasta aquí, en este «reportaje» se ha dicho cosas razonables pero nigún cubano está para pelearse ni buscarse bronca ajena. Si se defienden los valores, si defendemos que a nuestras mujeres ni sus esposos las maltraten, se cuida de las niñas, gozamos de este estilo social que en muchos lugares del mundo se carece. Ha sido la Educación responsable de vivir el paz y ser consecuente con los ideales.

    Es triste ver como en estas pubicaciones nos ponen vengativos, e irracionales, pero bueno, estos sitios son solo para diversión y sembrar en quines lean el reverso de la moneda. Hay algo muy cierto, tal como escribo es una forma de desaprobar lo que se reporta de los cubanos: en ideología nunca nos quedaremos dados, defenderemos cada idea que atente contra nuestra realidad que otros no comprendan y seguiremos defendiendo nuestro destino. Encararemos los problemas pero de una forma tan profesional que se sentiran desarmados los imperios. Pregúntate qué responder. Con TodoCuba pero en la cierto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí