MUERE EN LA HABANA EL ESCRITOR URUGUAYO DANIEL CHAVARRÍA

0
416
Cuba
Tomada de EFE
El escritor uruguayo Daniel Chavarría, radicado en Cuba desde 1969, falleció este viernes en La Habana a los 84 años de edad, informaron medios oficiales.

Chavarría, quien recibió el Premio Nacional de Literatura de Cuba 2010, el más importante galardón literario de la Isla, es el autor de las novelas El ojo de CibelesJoyEl rojo en la pluma del loroAdiós muchachosPríapo,Una pica en FlandesViudas de sangre, entre otros reconocidos títulos.

En su trayectoria como escritor también figuran numerosos artículos literarios, políticos y guiones para el cine y la televisión, así como cuentos y la publicación de materiales docentes.

Cuba
Tomada de EFE

Nacido el 23 de noviembre de 1933 en la localidad uruguaya de San José de Mayo, Chavarría más conocido por su faceta como novelista también ejerció como traductor de literatura alemana en el Instituto Cubano del Libro, y fue profesor de latín, griego y literatura clásica en la Universidad de La Habana.

En 1961 se trasladó a Colombia y colaboró con un movimiento guerrillero en la cordillera occidental, allí secuestró una avioneta y se escapó a Cuba. En 1979 fue amnistiado por el gobierno colombiano y seis años después volvió a visitar ese país.

En la Isla, su cercanía con el oficialismo le permitió navegar con suerte en medio de varias purgas que sacudieron el mundo intelectual en el último medio siglo. Chavarría siempre tuvo la habilidad de evitar los encontronazos con el poder y justificar los excesos de la censura gubernamental.

En 2013 unas declaraciones suyas generaron una intensa polémica, cuando aseguró que “en Cuba nunca se ha perseguido a los homosexuales”, a pesar de los numerosos testimonios de que las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), creadas en la década de los 60, se convirtieron en campos campos de reclusión y trabajo forzado para religiosos, homosexuales, rockeros y otros jóvenes que las autoridades consideraron “antisociales”.

Chavarría justificó aquella homofobia como parte de una necesidad política porque “al principio de la Revolución habría tenido un costo político enorme conceder protagonismo a las personas homosexuales”. Catalogó aquellos excesos como una estrategia para dejar a esa parte de la sociedad “apartada”, “pero nunca perseguida”.

Con información de Diario de Cuba

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí