Museo rodante

0
477

Museo rodante

Un verdadero museo rodante circula por las calles de Cuba. Autos de todas las épocas, marcas y estilos pueden apreciarse, desde los mas longevos, de principios del siglo pasado, hasta ejemplares de los más modernos.

Foto tomada de Internet
Foto tomada de Internet

Estos abuelos del automovilismo constituyen un medio fundamental de transporte en la ciudad, funcionando como taxis que tienen rutas predeterminadas, otros, los mejores conservados, en ocasiones son empleados en dar servicio a los turistas, para trasladar a parejas en el día de su casamiento, quinceañeras en sus celebraciones y hasta se presentan en exhibiciones de diferentes clubes que los agrupan.

Foto tomada de Internet
Foto tomada de Internet

Una de las cosas más curiosas resultan los nombres que popularmente reciben: cacharros, palanganas, almendrones, en ocasiones por sus formas y en otras por el estado en que se encuentran algunos, que a golpe de invenciones y producto de la necesidad ruedan por las calles.

Increíblemente los hay conservados tal y como fueron fabricados, otros resultan engendros que desafían todo criterio estético y hasta dejarían estupefactos a sus propios fabricantes con adaptaciones de piezas y accesorios de autos más modernos o de otras marcas comerciales. Existen transformaciones que al verlas usted se preguntaría si acaso son carros salidos de una caricatura, dibujo animado o quizás esté en presencia de un transformers de una película de ciencia ficción.

Autor: Maritza Hernández Álvarez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí