No menu items!
21.8 C
Havana
jueves, abril 15, 2021

PERIODISTA CUBANO RESPONSABILIZA A GOBIERNOS LOCALES POR INCOHERENCIAS DE LA TAREA ORDENAMIENTO

Lo más visto

El periodista de la TV Cubana, Abdiel Bermúdez, cuestionó este miércoles en el Noticiario Nacional la gestión de los gobiernos locales en la conducción en buenos términos de la tarea ordenamiento.

El reportero expuso ejemplos cotidianos de cubanos que se han visto imposibilitados de satisfacer necesidades a través de servicios anunciados por las altas autoridades de la isla, como pagar en CUC en tiendas habilitadas para ello, o la readecuación de precios elevados para ancianos que se favorecen del Sistema de Atención a la Familia.

Según el periodista, el pasado lunes otro periodista de Ciego de Ávila no pudo comprar gelatina para su sobrina en una tienda de Cimex en su localidad porque se negaron a aceptar el CUC.

¿Por qué las cadenas de tiendas del país y también Palmares, Caracol y hasta las Sylvain en La Habana, que no son de comercio, no reciben el CUC? se pregunta Bermúdez.

Recordó, además, a un funcionario de Puerto Padre, en Las Tunas, cuando reconoció que el Sistema de Atención a la Familia en ese municipio había experimentado una disminución del número de comensales, porque «han declinado asistir a estas instituciones», al no tratarse ya de un servicio subsidiado.

«Si antes pagaban dos pesos por almuerzo y comida, ahora deben pagar 26, lo que en un mes de 31 días sumaría 806 pesos y han optado por cambiar su esquema alimentario y no ir», reflexionó.

En su análisis, incluyó la incoherencia entre las decisiones gubernamentales y la realidad en las entidades en el tema precio, como es el caso de la lleva y traída heladería Coppelia.

En la Meda Redonda de este martes, el Director Provincial de Comercio dijo que la ensalada de helado en las canchas y torres tenían un valor de 25 CUP, «porque la bola vale 5 pesos, pero en el reportaje que publicó ayer este mismo noticiero, el precio era de 30 pesos», dice Abdiel.

Para el periodista, se trata de una problemática que «pone en tensión a todos los actores de este proceso necesario para la economía nacional pero que ha sido postergado durante demasiado tiempo», y en el que, sin embargo «sus primeros compases han demostrado que las decisiones del Estado deben acompañarse de aplicaciones consecuentes».

Dijo que si los gobiernos locales «botan el sofá» y adoptan la posición de «establecer los precios máximos a bienes y servicios, «desoyendo las reglas del mercado» y «las realidades de su gente», entonces «flaco favor le hacen a la tarea ordenamiento».

Artículos relacionados

Últimas publicaciones