Vive la vida con calma, costumbre de cubanos

0
470
Reza un popular refrán que a dónde vas haz lo que ves. Esta singular frase hace alusión a la importancia de llegar a un lugar y respetar las costumbres de ese espacio.
Cuba
Tomada de Juventud Rebelde

Si viajas a Cuba, por ejemplo, existen algunos hábitos que necesitan ser respetados, característicos de los habitantes de la Isla.

Primeramente, los cubanos son personas extremadamente sociales. En su naturaleza está el visitar a sus familiares y amigos con frecuencia, encontrarse en determinadas locaciones y conversar estrepitosamente. No será difícil entablar una plática en cualquier esquina con un criollo.

En su mayoría son seres humanos instruidos, capaces de sostener el más interesante de los diálogos. En caso de visitarlos, mejor acude un fin de semana, pues su carga laboral será menor y podrán invitarte a sus partidas de dominó.

Si estuvieras como invitado en su hogar, es muy probable que bien temprano te ofrezcan café y más tarde alguna bebida liviana o un poco de vino. En caso de que no te apetezca, no existe problema.

En la Mayor de las Antillas resulta común saludarse con un apretón de manos, abrazos y un “¡qué bolá!” entre hombres. Las mujeres lo hacen mediante besos en la mejilla, sin embargo, las generaciones más jóvenes de hombres han derribado las barreras de los sexos y con entusiasmo se “suenan” un beso en la cara cuando son próximos tras el choque de manos.

En caso de no conocer a la persona, debemos referirnos a ella como “compañera” o “compañero”. Si sabes bien quién es, puedes llamarla por su nombre o apodo. Generalmente en Cuba, muchos tienen apodos que sus seres más cercanos les colocan para toda la vida.

Por otro lado, los criollos no le temen a la comida. Cuando deciden servir la mesa, lo hacen con amor y en abundancia, no importa lo que se tenga. Así que si te sientas con ellos, te harán comer el plato más sabroso y lleno de toda tu vida. Si eres de los que como poco, prepárate a “asustar” tu estómago.

Por último, ellos viven la vida con calma y se divierten. Debes aprender a no estresarte frente a los cubaniches. Lo importante es saber reír, respetar, comprender y ayudar a quienes lo necesitan en la Isla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí