El alma isleña convertida en manjar

0
378
ajiaco cubano
Tomada de sabordemisolar.wordpress.com

¿Quién se resiste ante un sabroso ajiaco cubano? Este plato nos acompaña desde hace siglos. La forma de elaboración ha sido transmitida de generación en generación. Pero sin dudas, nuestras abuelitas son las que más rico lo preparan. Le ponen el amor y la experiencia adquiridos durante años.

Todo cubano debería sentirse orgulloso de su ajiaco, una comida distintiva de la culinaria criolla. Quizás para muchos puede constituir un guiso de viandas y carnes, no obstante, puede afirmarse que es el alma de Cuba transformada en suculento manjar.

Cada vez que elaboramos uno, estamos imprimiendo el conocimiento y pasión de alrededor de más de cinco siglos de historia. Y es que el cubano es la mezcla casi perfecta de razas, culturas, ideologías, religiones e idiosincrasias en un mismo territorio. De este contexto, no pudo escapar la cocina.

Cuentan los que saben que una especie de ajiaco preparado con ají, era ingerido por los aborígenes isleños a la llegada de los europeos. Este caldo era empleado para mojar el famoso casabe. Otros plantean que surgió a partir del cocido español y la mezcla con viandas cubanas, como comida para los esclavos.

Con el paso del tiempo, este plato alcanzó una aceptación sin precedentes. Tanto así que los grandes señores de Cuba en la época comenzaron a demandar su ingestión.

Este caldo es completamente criollo, un legado de ese proceso de transculturación del cual brotó “lo cubano”. Con conocer sus ingredientes y su historia, podemos percatarnos de lo anterior.

Resulta un plato sencillo a pesar de la variedad de ingredientes que se necesitan y que, dependiendo de la zona del país, tiene sus propias características de elaboración. Sí se cocina en un gran caldero y sin tapar.

No es para comerlo todos los días, sino en momentos que lo ameriten. En la Mayor de las Antillas se prepara mucho para el almuerzo, en especial el día en que se recibe el Año Nuevo. Después de leernos, anímate y prepara uno en casa para tus seres queridos, donde le pongas toda tu cubanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí