Y Dijo hágase la luz: y pusieron la WIFI

0
524

El cubano es una persona sin muchos protocolos, cuando algo le gusta le come hasta aborrecerlo y si se encuentra cómodo, pues mira, ahí se enquista.

Sin embargo hay algo que le fascina y son las nuevas tecnologías tan lejanas a nuestra cotidianidad como ciertas distancias. Llegó la wifi a Cuba, y ahí vino la revolución del decorado: Ud puede ver lo mismo a las 12 del día que a las 3 de la mañana a alguien sentado con un balance o silla en medio de un parque, tratando de dialogar con webcam y está el sordo que habla altísimo y mira por encima del hombro o la chica que susurra “papi yo te quiero mucho, yo te extraño mijo…” mientras le coge la mano, al jevito de al lado.

Pero como todo en Cuba se le gana su plata o se le busca su negocio: estatalmente la wifi se cobra por la única empresa de telecomunicaciones del país, que demás está decir que resulta ineficiente y que lucra por un servicio que es gratis por otras partes del mundo.

Los reyes del invento le buscaron también la vuelta a la wifi: se conectan 2 o 3, utilizando una misma tarjeta haciendo como se dice en buen cubano: una ponina, los hay que te cobran solo un peso (1 cuc) por cuatro horas, cuando ETECSA te vende 1 hora por 2 cuc y se te va volando porque es lenta….lenta…lenta. (psspss que nadie se entere pero yo le voy a la de a peso.)

cuba_wifiPero no solo eso: los vecinos de la zona wifi se benefician también, porque arreglan la cuadra, la iluminan, se convierte en una zona segura en cierto modo, pero también cotizada. El rancho de teja de cuando el morro era de yagua ahora vale más porque está en zona wifi, al igual que los café, restaurantes o servicios aledaños, que si no consume en ellos no puedes estar.

Que cuando alguien dijo en Cuba hágase la luz: y pusieron la WIFI, en otra parte inventaron la LiFi entonces seguimos con candiles.

Por: Orietta Domínguez González

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí